El verdadero peligro no es que los ordenadores empiecen a pensar como personas, sino que las personas empiecen a pensar como ordenadores.
S. J. Harris

Aquí os dejo un extracto del libro de Xavier Rubert de Ventós, titulado “Filosofía de andar por casa” (Sexto Piso):
Cuanto más inteligente es la máquina, en efecto, más simples y elementales son los gestos (físicos y mentales) que hemos de hacer para utilizarla. La máquina clásica tenía palancas y clavijas que teníamos que manejar con cuidado y habilidad mientras que la moderna tiene controles que hemos de limitarnos a pulsar.

Con todo, no creo que nos tengamos que alarmar demasiado: nuestra superioridad sobre las máquinas está asegurada. Las máquinas podrán ser más inteligentes que nosotros, pero nunca tan animales.

Es ésta, supongo, la razón de nuestra verdadera superioridad sobre los ordenadores, que, contra lo que se acostumbra a creer, no nos ganarán cuando piensen más (cosa que ya hacen) ni mejor que nosotros (cosa que seguramente harán) adquiriendo incluso alguna forma de retroalimentación y autoconciencia. No. Sólo nos ganarán cuando en vez de funcionar con electricidad puedan alimentarse de cacahuetes, pescado hervido o macarrones.